Cierre del curso 2018

Saludos a todos:

A lo largo de este año tanto el profesorado voluntario como el alumnado han hecho un gran esfuerzo para conseguir sacar adelante el curso. No han faltado todo tipo de contratiempos, pero el esfuerzo y la dedicación de todos ellos han hecho posible que el curso salga adelante. Como casi siempre, mejor un ejemplo que mucha palabrería. Aquí os dejamos enlaces para ver algunos vídeos del concierto conjunto de las dos sedes, Moyo y Adjumani, y de la caja de música que Miguel Ángel Lorente organizó en el concierto de Adjumani en septiembre.

 

Anuncios

Fiesta Solidaria de Zigoiti

Vura Music Project se ha favorecido de muchos apoyos venidos a partir de iniciativas tanto privadas como públicas. Simplemente, no sería posible llevar adelante este proyecto sin la ayuda de la ciudadanía, sea a través de acciones directas, como los muchos conciertos organizados por escuelas de música o institutos, o indirectas, a través de los fondos que los Ayuntamientos y Gobiernos destinan a las convocatorias de ayudas a la cooperación. El caso de Zigoiti, ocurrido en el pasado mes de abril, nos parece especialmente especialmente relevante, no tanto porque hayan decidido apoyar nuestro proyecto y la aportación que eso ha supuesto, sino por la estructura que hay detrás de su fiesta solidaria.

Nuestro proyecto es eminentemente social, siendo la música una herramienta que busca potenciar una serie de valores. Estos valores salen de los que la propia gente Ma’di, la etnia mayoritaria en Moyo y Adjumani,  han expresado como tradicionalmente suyos. Nosotros entendemos que el principal, el que puede a posteriori potenciar y armar los demás, es la cooperación. Cooperación como sistema de trabajo. Cooperacion como modelo social. Y eso es exactamente lo que hemos visto en Zigoiti. Su escuela primaria, su escuela de música, sus venicos, todos han participado de una manera u otra en la organización de estos eventos, el principal de los cuales fue la fiesta del domingo 22 de abril. Música aportada por la escuela de música, mercadillo con juguetes y ropas aportadas por los vecinos, bar con pinchos aportados también por los vecinos… TODO estaba surtido por las aportaciones que los vecinos realizaron. Lo que una fiesta como la de Zigoiti consigue es que haya una mayor complicidad entre sus vecinos y ese es el motor que permite seguir adelante. Nuestra sincera aspiración es la de que en Moyo y en Adjumani termine habiendo una dinámica social similar a la de Zigoiti, en la que cada cual aporta lo que es, de tal manera que, conjuntamente, puedan decidir su propia agenda de desarrollo.

Eskerrikasko Zigoitiko lagunei.

Primeros pasos en 2017

VMP03028

Hace dos semanas que han comenzado las clases, pero no es hasta ahora cuando parece que las escuelas retoman el ritmo. Con la llegada de los profesores voluntarios, las escuelas de música de Moyo y Adjumani se han puesto en marcha y los instrumentos que hemos traído suenan todos los días de la semana.

Como todo principio siempre guarda algo de complicado, algunas cuestiones como el debido seguimiento del horario de las clases que les ofrecemos, les ha llevado su tiempo cumplirlo. Hay que entender que el tiempo existe, pero en muchos casos no sucede lo mismo con el reloj.

A pesar de esto, ambas sedes hemos sentido una gran alegría tras encontrarnos conVMP03100 los alumnos de cursos pasados tocando por lo menos al nivel en el que se habían quedado antes de regresar a España, y además, queriendo aprender con las mismas ganas con las que los dejamos en diciembre. Es sin duda reconfortante ver que continúan con la misma ilusión y más lo es al escucharles tocar en grupo. Lo están haciendo realmente bien. Pero, lo más importante para Vura Music, es el comprobar que lo hacen con respeto, responsabilidad y que entre ellos, además de compañeros, han encontrado verdaderos amigos.

 

VMP03004

Ayer mismo, en la sede de Moyo, algunos de los alumnos de trompeta y trombón, han realizado unas pruebas para poder escoger entre ellos a un profesor por especialidad. Los candidatos son parte del proyecto desde el primer día y por ello son una parte fundamental de la escuela.

Nos hemos quedado sorprendidos y muy contentos, ya que no esperábamos respuestas VMP02954tan correctas y claras tanto a la hora de tocar, como de simular el impartir una clase o también en el momento en el que pudieron expresar sus deseos e ideas respecto al futuro de la escuela. Algunos de ellos nos han mostrado un gran respeto hacia el proyecto, otros nos han enseñado lo importante que ha sido insistir en ciertas carencias educativas, y por último, el más pequeño de los candidatos nos ha hecho disfrutar mucho cuando ha tocado para nosotros.

Por otro lado, en la sede de Adjumani, aunque los alumnos son más pequeños y su historia con el instrumento y con las clases de lenguaje musical es mucho más breve, musicalmente están creciendo muy deprisa, lo cual nos hace pensar que muy pronto podremos verles tocar en formación bandística.

¡Hasta pronto!


			

Primeros pasos, primeras impresiones, por David Orduña (y II)

Durante la semana “de puertas abiertas” se produjo una anécdota que iba a desencadenar uno de los episodios más gratificantes vividos hasta ahora.
Durante una clase, me encontré de repente con tres chicos algo mayores sentados en el aula. No los vi llegar (doy las clases en el auditorio del centro) y me los encontré a los tres, mirando en direcciones opuestas, uno de ellos al techo con unas gafas naranja fosforito.
En mi ignorancia, pensé: “¿Estos vienen de un after?”
El caso es que no les presté mucha atención (bastante tenía con el caos de alumnos y alumnas antes descrito). Pero al finalizar las clases, aún seguían allí, así que me acerqué a preguntarles a ver si querían algo.
Al acercarme me di cuenta de que… ¡¡¡eran invidentes!!!
Me explicaron que querían aprender música, concretamente trompeta. Me produjo una ilusión tremenda, así que se lo comenté inmediatamente a Aritz, a quien le pareció una buena idea. La verdad es que de un modo casual nos encontramos con una herramienta integradora de otro sector poblacional con dificultades de integración.
Pero fue al dia siguiente donde se produjo una de las experiencias más reconfortantes de mi vida. Thomas Akuti, Anyanzo Samson y Drichi Emanuel, que es como se llaman los tres chicos invidentes, aparecieron para recibir su primera clase.
La verdad es que cuando me planteé la posibilidad de enseñar a invidentes, no me pareció que hubiera problemas especialmente difíciles de solventar. Al menos en una primera fase, no necesitarían aprender la lectura (lo cual precisaría de medios de escritura Braille). Podríamos trabajar mediante el oído y la improvisación (algo a lo que estoy bastante acostumbrado) e incluso aprender por imitación auditiva las canciones de la banda.

Sin embargo, al comenzar las explicaciones, me di cuenta de que las incicaciones iniciales referidas a postura y embocadura (colocación de la boca en la boquilla), no eran tan sencillas, al carecer del “ejemplo visual” y requerir de un lenguaje técnico que, al carecer yo de un gran nivel de inglés, ralentizaría la comprensión.
Y es ahí donde se me encendió una bombilla y pedí ayuda a dos alumnas allí presentes: Mokomiko y Aua.
El resultado inmediato fue tan espectacular que al instante decidí que mi única labor en ese momento debía ser observar. Observar y compartirlo con vosotros, mediante este video.
En educación hablamos mucho de sinergias, pero nunca me había encontrado con un episodio sinérgico así y además producido de un modo tan natural.
No es baladí el hecho de que sean niñas las que se involucran en este proceso de aprendizaje, tomando consciencia de un valor como personas que a veces la propia sociedad les niega.
Al finalizar la clase, les comenté mi felicidad, y les expliqué que no era un proceso en el que unos ayudan y otros son ayudados. Quien enseña, aprende del enseñado y viceversa.
Acto seguido, les ofrecí a las dos niñas un sustancioso contrato: ellas ayudarían en clase a los chicos invidentes, a cambio de dos caramelos semanales. Les hice unas tarjetas identificativas como “teacher assistant” y se fueron a casa orgullosísimas de su labor.
El resto de la semana, no se han limitado a trabajar juntos en clase, sino que varios días los he visto, haciendo su trabajo de teacher assistants durante el tiempo de estudio libre, por los jardines del recinto.
Y bueno, creo que ya estoy hablando demasiado. Basta con ver el vídeo, sobran las palabras.
Disfrutadlo.

Primeros pasos, primeras impresiones, por David Orduña (I)

IMG_20160706_183451Soy David Orduña, voluntario del proyecto los meses de julio a diciembre, como profesor de trompeta. Voy a contaros mis impresiones iniciales, transcurridas tres semanas.

La aventura, nunca mejor dicho, comienza el 29 de junio. Justo la noche anterior, se había producido el lamentable atentado del aeropuerto de Estambul, y nosotros viajábamos con Turkish, así que tuvimos que pasar una odisea de idas y venidas por el aeropuerto (con todos los instrumentos que llevábamos para el proyecto) hasta que al fin nos consiguieron un vuelo con la compañía Emirates, vía Dubai. Obviamente, el ser un grupo bastante numeroso (8 voluntarios) dificultó encontrar un vuelo con plazas para todos. Pero finalmente llegamos a Kampala, donde pasamos dos noches, ya que había que realizar diversas gestiones. Una vez realizadas, nos dirigimos a nuestros destinos.

Aritz Azparren, director del proyecto, se quedó con el grupo de voluntarios de Adjumani, para organizar éste, que es un emplazamiento nuevo para el proyecto. Los cuatro voluntarios restantes nos dirigimos a Moyo, donde nos esperaba el personal del Murtipurpose Training Center y otros dos voluntarios en el que va a ser nuestro hogar y centro de trabajo los próximos 5 meses. Su acogida fue realmente calurosa, e hicieron sentirnos como en casa desde el primer minuto.

Supuestamente el comienzo de las clases se iba a demorar varios días después de nuestra llegada. Básicamente porque Aritz debía quedarse en Adjumai para echar a andar el nuevo proyecto, y todavía había que configurar horarios, grupos, etc… después de visitar los colegios.

Sin embargo, se habrían de producir dos acontecimientos que cambiarían nuestra supuesta plácida llegada:

Por un lado, en una semana, la banda de la escuela debía tocar en un acto en el que haría presencia el nuncio papal, en Adjunami. Para ello, debían aprender en tiempo récord el himno pontificio (otro día os hablaré de los ugandeses y su pasión desmesurada por los himnos).

Por otro lado, parece ser que nuestra llegada había despertado entre muchos niños una gran expectación. Mi sensación al llegar es que estamos ante un proyecto muy asentado socialmente, dadas las expectativas creadas.

La suma de ello produjo un dulce caos de niños pululando por el recinto del Multipurpose, que hará las veces de escuela. Por un lado, niños que ya llevan un año en la escuela, ávidos de conocer a sus nuevos profesores, y de practicar un rato por los jardines. Por otro, los más mayores, con los cuales había que realizar un trabajo contra el reloj y con la dificultad de que, al no haber comenzado el curso oficialmente, aparecían para trabajar el nuevo himno cuando Dios se lo daba a entender.

Y por otro, una cantidad de niños, y sobre todo niñas, que aparecían por medio del boca a boca, interesados en aprender música, curioseando por las clases y probando, si había tiempo, instrumentos con los profesores.

A pesar del desconcierto y del caos, puedo decir que el objetivo de estos días ha sido cumplido. Los chavales de la banda tocaron más que dignamente el himno pontificio y esta semana hemos empezado las clases con overbooking de gente nueva, con muchas ganas de empezar.

Pero sobre todo, lo que más reconforta y hace dejar de lado las dificultades es la tremenda ilusión que cada momento vemos en las miradas de estos maravillosos niños y en la calidez con que sus gentes nos han acogido.

Comienzo sobrecogedor

2016-7-21Desde luego que no es fácil poner las cosas en marcha en Uganda. El ritmo vital es otro y pareciera que siempre mañana es mejor día para hacer las cosas. Además, muchas ocasiones faltan ciertos recursos, como puede ser la luz eléctrica. Por lo tanto, no hay más remedio que salir a la calle, donde hay más luz. El único problema es que, aunque al principio se quedan intimidados y muchos no se atreven a participar, la espectación generada al final es enorme. No podemos ni de lejos asumir a todo el alumnado que se presenta a nuestro alrededor. Estamos completamente sobrepasados. En la foto, aunque no se vea, nuestra profesora Cristina está en medio de un pequeño tumulto de curiosos en Adjumani. Lógicamente, nunca podremos atender a toda la población de primaria, pero esperemos ser capaces de mantener el proyecto en marcha y poder ampliar nuestro alumnado.

Pequeña muestra

El pasado 1 de noviembre hicimos el primero de los dos conciertos que vamos a organizar este año como escuela. Estaba principalmente dirigido a los familiares de nuestros alumnos y, por supuesto, no vinieron. Es evidente que tendremos que realizar un trabajo muy específico a partir de 2016 dirigido a que los padres entiendan la importancia de acompañar a sus hijos e hijas en los estudios. Os dejamos la participación de un grupo de trompetas. Esperemos que os guste.

Convenio con la Orquesta Reino de Aragón

ORAA través de esta nota queremos anunciar con suma satisfacción el acuerdo alcanzado con la Orquesta Reino de Aragón (ORA) para que esta institución de prestigio colabore con nuestro proyecto. La ORA quiere hacer suyos los principios de nuestro proyecto. La ORA, además, va a ayudar en la búsqueda de voluntarios. Os ponemos la nota de prensa que vamos a enviar a los medios de comunicación.

“LA ORQUESTA REINO DE ARAGÓN Y VURA MUSIC PROJECT  FIRMAN UN ACUERDO DE COLABORACIÓN EN UGANDA, ÁFRICA”
La Orquesta Reino de Aragón y Vura Music Project han llegado a un acuerdo de colaboración que les permitirá trabajar en líneas de actuación en el proyecto de educación musical, iniciativa de la ONG Solidarios con Arua – Arua Elkartasuna, que se desarrolla desde marzo de 2014 en la localidad ugandesa de Moyo, al norte del país africano.
El proyecto liderado por Vura Music Project quiere aprovechar la sinergia preexistente en Moyo, una de las escasísimas, y darle apoyo externo para su mejora  promoción. En dicha localidad, existe desde el año 2005 una banda de viento-metal, única en todo el distrito, que carece de profesores formados. El impulsor del proyecto Aritz Azparren ha señalado que “ los objetivos del proyecto trabajan en dos líneas distintas: por un lado, estamos creando una escuela de música para dar apoyo directo a esta banda, enriquecerla, y de este modo darle mayor capacidad técnica proporcionándole mayor calidad. Por otro lado, aunque en Uganda no existen a día de hoy situaciones de emergencia, la sociedad del norte del país parece estar aletargada como consecuencia de los largos años de guerra y guerrillas que han padecido sus miembros. Este aletargamiento ha supuesto que la etnia Madi, natural de los Distritos de Moyo y Adjumani, haya pasado de ser una comunidad referente en los estudios a ser una de las peores del país.”
Azparren ha destacado asimismo que, el objetivo principal es la dinamización social, entendiendo que la integración de la mujer es indispensable para este fin. Por estos motivos, ha recalcado que “el proyecto musical se presenta como una iniciativa idónea, puesto que podemos atacar estos problemas desde la raíz, creando sinergias muy poderosas con las que los niños y las niñas pueden trabajar en pie de igualdad.”
Del mismo modo VMP trabaja simultáneamente con alumnos y profesores de primaria, para que la comunidad educativa adquiera unas habilidades que les permitan tener mayor independencia y, con el tiempo, asuman la responsabilidad de impartir las clases en la propia escuela de música. Azparren ha declarado que “a partir del año 2015, VMP estará presente en la Escuela de Magisterio de Lodonga, en la que se impartirán clases a los estudiantes y a sus instructores con el fin de dar cumplimiento a este principio de empoderamiento.”
Por todo ello, la  Orquesta Reino de Aragón tras conocer el gran trabajo de Vura Music Project ha encontrado objetivos en común de gran fuerza, ya que como ha recordado el Director General de la ORA, Sergio Guarné, “la ORA es mucho más que una orquesta sinfónica de gran nivel, la ORA es un proyecto cultural, social, educativo, turístico… y para nosotros es un enorme placer estrechar lazos con ellos y hacer nuestros los principios de Vura Music Project”.

Desde su creación, la dimensión social de esta orquesta es inherente a su naturaleza y por ese motivo ha decidido apoyar el proyecto de cooperación. Guarné ha indicado que “por el momento además de colaborar dando proyección a VMP a través de nuestros canales de información y en las producciones de la ORA, vamos a colaborar en el proceso de selección de los profesores voluntarios que el proyecto requiera para este 2015. Por ello,  realizaremos la búsqueda de tres profesores en las especialidades de trompeta, trombón y piano o guitarra más lenguaje musical, que tendrán que prestar sus servicios entre los meses de julio y diciembre en Uganda.  Del mismo modo ha informado que “ya está abierta la convocatoria hasta el día 31 de marzo para la recogida de currículos, y disponen de toda la información en http://www.vuramusicproject.wordpress.com y vuramusicproject@gmail.com
Finalmente, Sergio Guarné y Aritz Azparren han concluido estrechando un abrazo sincero, recordando que la música demuestra cada día su importancia en el sistema educativo y social “siendo también necesario trabajar en África para que cada vez tengan mayor dignidad de vida”.

Concierto solidario de PDZHA y Fanfarre Ardanbera

Ya anunciamos en nuestra página de Facebook que este concierto tendría lugar. Y lo tuvo. Y la verdad es que fue una gran alegría. Se recaudaron más de 1200€ para el proyecto, pero, sobre todo, fue una gran ocasión para comunicar el proyecto a la gente de Villava. Este concierto ha sido posible gracias a la colaboración de distintos agentes: Fanfarre Ardanbera, Ayuntamiento de Villava, Gráficas Arga, Diario de Noticias, la periodista Reyes Ilintxeta… Pero principalmente fue fruto de la labor de la Coral de Adultos de Paz de Ziganda (PDZHA), que organizó el evento y se involucró completamente en él. Fruto de su labor, los medios de comunicación de Navarra se volvieron a interesar por nuestro proyecto y le dieron gran difusión. Sirva esta entrada como símbolo de agradecimiento a PDZHA.

Bihotzez, eskerrikasko.

Os dejamos un enlace a su espacio en Facebook y también el vídeo de la sección del programa “Me importas tú”, de Navarra Televisión, en el que participaron Aritz Azparren, Mari Paz Arizkun (directora artística de PDZHA) y María Setuain (profesora del colegio San Cernin) el pasado martes día 24 de febrero.

https://www.facebook.com/PDZHA

Fin de curso

Han pasado muchos días desde que cerramos nuestro curso en Moyo, pero la falta de tiempo y de un cable de conexión han impedido reflejarlo en nuestra página web. Los vídeos grabados del concierto final, en el que José Luis Larraburu y Marco Bellizzi colaboraron, seguían dentro de la videocámara. Pero por fin podemos decir que cerramos el curso 2014. El concierto fue una reafirmación de la poca consciencia de la rigidez horaria occidental por parte de los ugandeses, ya que el mismo empezó tarde porque los alumnos y Luke Anyama llegaron tarde.

Además del concierto en Moyo en el que participaron alumnos de Moyo Boys y las novicias de Moipi, realizamos un concierto en la Universidad de Makerere, acompañados por un pianista ugandés, Job.

Sin más comentarios, os ponemos vídeos y fotos del evento. Un saludo a todos.

Es imposible no tocar el himno nacional…

Fotos el concierto en Kampala

Concierto Kampala 1

Concierto Kampala 2