Fin de curso

Este ha sido un año verdaderamente interesante. Ha habido grandes cambios en el proyecto (como la creación de Maduga Band, respondiendo a los deseos e iniciativa de los alumnos) y gracias a la labor de nuestros voluntarios de este año hemos podido definir en gran medida el diseño y objetivos de nuestra escuela de música, a la que hemos llamado Vura Music School. Era relevante nombrar la creación de la nueva banda, ya que uno de los objetivos que el proyecto se marca a largo plazo es la motivación, la iniciativa, la responsabilidad. Que los alumnos se hayan puesto en marcha y hayan querido tomar el mando no sé si ha sido por efecto del proyecto, pero es una gran alegría haber estado ahí cuando ha ocurrido. Pero es que, además, sabemos que los alumnos lo están disfrutando. Sus responsabilidades les están reportando algo que ellos mismos consideran valioso.

En ocasiones los alumnos tienen que aguantar largas jornadas que resultan agotadoras. Sin embargo, sentirse parte real de su propia banda resulta para ellos motivador. El vídeo con el que cerramos el presente año se corresponde al viaje de regreso de Udu, en Sudán del Sur. Era tarde, pero no importaba. El vídeo resume en unos segundos el mayor logro de Vura Music Project en 2015. Seguiremos con esta línea de trabajo en 2016.

Anuncios